Fotografía: EsImagen

Candidatas, esposas de exmandatarios son una apuesta al fracaso: Hernández Avendaño

En POLITICA Josué Mota

PUEBLA, MÉXICO.- Lanzar como candidata a la esposa de un exmandatario es una práctica política propia del siglo XIX y los proyectos de este tipo que se han visto en el país han fracasado por lo que hacerlo nuevamente es una apuesta a perder asegura el doctor en Ciencia Política y director del Departamento de Ciencias Sociales de la IBERO Puebla  Juan Luis Hernández Avendaño.

Dijo que era previsible que ocurriera un pacto o negociación entre el exgobernador de Pueble Rafael Moreno Valle y Ricardo Anaya, virtual candidato del Partido Acción Nacional (PAN) y ello incluye que la esposa del primero Martha Erika Alonso sea la candidata a gobernador del blanquiazul y así ocurrió finalmente.

Este ejercicio de “intentar perpetuarse en el poder para mantener los privilegios y los negocios” mediante la postulación de la esposa también lo intentó Vicente Fox en el 2005 y falló, como también fallaron los gobernadores de Tlaxcala y Nayarit y más recientemente cuando Margarita Zavala, esposa del expresidente Felipe Calderón, buscó alcanzar la candidatura por Acción Nacional, recordó el autor de El Leviatán Roto.

Esos proyectos fracasan por son una práctica caciquil familiar propio del siglo antepasado y las sociedades actuales la rechazan porque son a todas luces una actitud completamente antidemocrática y eso por ello que fracasan y pese a ello parece que el PAN ignorará esas señales y la lanzará como candidata a gobernadora, afirmó.

Se le pregunta qué pueda llevar a un partido o grupo político a hacer una apuesta de ese tipo cuando las condiciones indican que las posibilidades de triunfo son muy lejanas, responde de inmediato: “las ganas de perpetuarse en el poder, de mantener los privilegios que se tienen y conseguir mantener los negocios que se hicieron durante su gestión en el gobierno”.

ELECCIÓN NEGOCIADA

Para el catedrático, no hay duda de que hay un pacto entre el Revolucionario Institucional con los panistas del grupo de Rafael Moreno Valle para que los primeros los apoyen en la campaña a gobernador pues en los priistas en Puebla “han estado desde el 2007 trabajando en favor de los caprichos morenovallistas desde cualquier espacio, ya sea en el Congreso o en el gobierno” y ese pacto se explica mejor cuando se entiende que el exgobernador es un “priista-panista” mientras que el candidato presidencial del tricolor José Antonio Meade es un “panista-priista”.

Asegura que el PRI en Puebla, no dará ninguna batalla en las elecciones locales y la verdadera batalla electoral serán entre el PAN y sus aliados, Movimiento Ciudadano y el PRD contra Morena pues aunque un amplio sector de la población no respalda del todo la postulación de Luis Miguel Barbosa, el efecto de arrastre de votos que tendrá Andrés Manuel López Obrador provocará un fuerte apoyo hacia el senador, aunque aún no se puede medir si le será suficiente para alcanzar la gubernatura.

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*

LO ÚLTIMO DE POLITICA

Ir Arriba